Costa Verde: una forma diferente de hacer turismo

La Costa Verde representa una de las zonas más salvajes, intactas y desconocidas de toda la isla. Situada en la zona suroccidental de la isla, en la extensa localidad de Arbus, perteneciente a la provincia del Medio Campidano, la Costa Verde es todo lo contrario al turismo de masas, a las muchedumbres y al barullo. La Costa Verde debe su nombre a la abundante y densa vegetación, compuesta por enebros, retama, madroños y otras muchas especias mediterráneas, que dan a esta zona del Mediterraneo, un aroma y un color únicos.

Cuando se visita la Costa Verde uno viene capturado por un mundo nuevo, donde el tiempo se ha parado, caracterizado por sus gigantescas dunas de arena (de las más altas de Europa), que descienden hasta el mar para crear playas inmensas y silenciosas. Es un espacio donde no encontrará apenas hoteles, resorts turisticos, discotecas o playas con chiringuitos, existe solo el silencio, la naturaleza o algunos carros junto a los restos de las antiguas minas abandonas, creando una atmosfera parecido a los pueblos fantasmas del oeste.

LAS ANTIGUAS MINAS

Como consecuencia del cierre de las actividades productivas mineras y del abandono del territorio, la naturaleza ha podido ocupar de nuevo este terreno, desarrollándose de una manera espectacular, hasta dar lugar a un ecosistema sin igual. Esta es una de las razones principales por la cual el territorio tiene una densidad de población bajisima, el abandono del territorio lo han convertido en una zona incontaminada y salvaje. El tiempo aqui se ha parado.

Las ruinas de las localidades y edificios mineros abandonados, de las galerias donde todavia se escuchan los mineros que las trabajaban, son hoy en dia, verdaderos monumentos de arqueologia mineraria, que con su afascinante silencio se mezclan en un ecosistema que da lugar a un paisaje de caracteristicas unicas.

Hasta mediados del siglo XX las actividades mineras eran importantisimas en esta zona. Los centros de Ingurtosu, Montevecchio y Buggerru producian el 10% de la producción mundial de zinc y plomo. Estas zonas se han convertido en verdaderos monumentos, haciendo parte del Parque Geominerario Histórico Ambiental de Cerdeña, reconocido oficialmente por la UNESCO en 1997, como primer parque  de red mundial de parques geológicos.

LAS DUNAS DE PISCINAS

Las dunas de Piscinas se extienden por alrededor de 5 km2 en la localidad de Arbus. Estas dunas se extienden desde el litoral hasta adentrarse en el interior por cerca de 3 km. Alcanzan una altitud de hasta 100 meros, convirtiéndolas entre las más altas de Europa. El paisaje que resulta es inigualable, con gigantescas dunas modeladas por el viento, entre la verde vegetación de la zona y el azul intenso del mar. Entre la diferente fauna del lugar es muy común el ciervo sardo o incluso, la tortuga marina, que desova en la misma playa.

Aqui encontrareis un lugar que os permitirá realizar largos paseos en el silencio absoluto, interrumpido solamente por el viento y el rugir de las olas, frecuentado por un turismo en busca de la tranquilidad y del ambiente más puro.

Aqui encontrareis un trato y un ambiente acogedor, caracterizado por la gestión familiar de pequeños establecimientos de tipo agriturismo, pequeños hoteles y B&B, todos con el objetivo de hacer sumerger al turista en los aspectos cotidianos de la vida de la isla, que hará de su estancia un verdadero placer imposible de olvidar. Cerramos el blog con uno de los paisajes caracteristicos de la Costa Verde, donde aparece el llamado «Pan di Zucchero» (pan de azúcar). Después de ver estas imágenes, ¿quién no desea escaparse a este idilico lugar?

Comments