La Jet Set de Costa Esmeralda

La Costa Esmeralda ha ganado popularidad no solo en Italia, sino en todo el mundo porque se ha convertido en sinónimo de lujo y glamour. El tramo de costa de la parte noroccidental de la isla, entre Palau y Olbia, se ha transformado en lugar de vacaciones de la jet set no solo de Italia, sino de prácticamente todos los rincones del mundo. De hecho, actualmente el nombre de Costa Smeralda es famoso en todo el mundo, desde que en los años 60 se promocionara esta zona como turismo de lujo.

Para hacernos una idea, podriamos comparar el glamour de la Costa Smeralda al de Puerto Banús en Marbella, aunque yo diria que este último se queda un poco corto… Restaurantes y locales exclusivos (y costosisimos), coches deportivos a la última, yates impresionantes y mucha gente famosa. Deportistas, millonarios empresarios o politicos son asiduos de los veranos de la Costa Smeralda, atraidos por el ambiente refinado y la popularidad del lugar.

…Pero la Costa Smeralda no es solo lujo y glamour

Por supuesto, la Costa Smeralda es un lugar ideal para quien busca unas vacaciones exclusivas y de entretenimiento, también hay una Costa Smeralda lejos del ruido de la vida nocturna y del bullicio, quien busca unas vacaciones tranquilas en las únicas y bellisimas playas de esta zona de la isla. Aqui el mar es de un azul turquesa inigualable, con increibles calas, playas paradisiacas de arena fina y blanca, y sobretodo, unos amaneceres y atardeceres que solo se pueden contemplar es estos parajes de Cerdeña.

Si usted es un amante de los deportes de agua aqui puede encontrar un verdadero paraiso. Realizar inmersiones o buceo se convertirá inolvidable, gracias a las aguas puras e incontaminadas y los esplendidos fondos marinos de la zona, que hacen de la Costa Smeralda un destino con fama internacional para deportistas o simples aficionados.

Asimismo, para quien desee realizar un turismo diferente es fundamental señalar la importancia arqueológica de la zona, especialmente en Arzachena, como la necrópolis di Li Muri, y numerosos nuraghes, datados entre el tercer y cuarto milenio antes de Cristo. Podrá, asimismo, visitar el museo etnográfico y minerálogico en el centro del pueblo. Visitando esta localidad podrá vivir el auntentico espiritu de la gente del lugar y degustar la verdadera gastronomia de la zona.

Comments