Las islas del Sur: Sant’Antioco y Carloforte

Islas dentro de una isla. Si Cerdeña ha mantenido sus milenarias y ancestrales tradiciones debido a su aislamiento e insularidad, en Sant’Antioco y Carloforte, siendo pequeñas islas dentro de Cerdeña, esto se hace todavia más evidente.

Situadas en la parte suroccidental de Cerdeña, estas pequeñas islas han sabido manterner la originalidad e autenticidad de su cultura y de sus valores. Sant’Antioco y Carloforte son una forma diferente de hacer turismo.

SANT’ANTIOCO

Esta isla, ubicada en la provincia de Carbonia-Iglesias, es accesible por carretera, ya que desde algunos años han construido un puente que la une a tierra, a Cerdeña. De todas formas la distancia a ésta es muy reducida, por lo que no parece que realmente nos encontramos en una isla. Sant’Antioco es de los pueblos más pintorescos y con mayor historia de toda Cerdeña. De hecho, esta isla, ya habitada en periodo prehistórico, conserva importantes restos de todas las civilizaciones pasadas por ella. De edad púnica y fenicia se cosnervan restos como el “Tophet”, cementerio de niños de época fenicia (entorno al VIII a.C), o bien algunos restos de muralla y la Necrópolis de edad púnica. Sant’Antioco, junto a Tharros,  se convirtió en uno de los insediamentos más importantes de su tiempo debido sobretodo a la prosperidad de su comercio y de las actividades artesanales. De este periodo podemos encontrar importantisimos e interesantes muestras en el Museo Arqueológico e Histórico de la localidad, de visita obligada, para comprender la historia y evolución de la población de la isla. Tras púnicos y fenicios, llegan los romanos. Estos dejaron importantes huellas en la vida y tradiciones de la poblacion, que aún hoy se conservan y son visibles, como los restos del anfiteatro, el antiguo puente romano o las fantásticas catacumbas de la iglesia de Sant’Antioco, ya existentes en periodo fenicio-púnica y readaptadas en época cristiana. Vale la pena dar un paseo para descubrir de primera mano todas estas maravillas y muchas otras, empezando por la cordialidad y hospitalidad de la gente y de su maravillosa gastronomia. Factores que, sin duda, soprenderán al visitante.

Por otra parte, si dispone de tiempo le aconsejamos visitar el resto de la isla, por la que carretera que la rodea, y llegar a Calasetta, la otra localidad de la isla, pintoresca y acogedora, desde la cual podrá acceder en ferry hasta la cercana Carloforte. Durante todo el camino podrá comprobar la autenticidad del medio ambiente y de las playas, de la poca transformación de la mano del hombre sobre estas tierras, que hacen de Sant’Antioco uno de los destinos más genuinos y naturales de toda Cerdeña.

CARLOFORTE

Carloforte es una pequeña isla, situada a poca distancia al norte de la Isla de Sant’Antioco. Se puede acceder a ella con ferry desde Portoscuso, en la isla de Cerdeña, o bien desde Calasetta (Sant’Antioco). El trayecto dura unos 20/25 minutos.

Cualquier viajero que llega por primera vez a Carloforte siente que esta isla es diferente al resto de Cerdeña. Y se siente en todos los aspectos: en la cultura, en las calles, en la gastronomia, en las tradiciones, e incluso en el idioma que habla sus habitantes. De hecho, Carloforte fue fundada por la colonia genovesa Tabarka, proveniente del Norte de Africa, entorno a la segunda mitad del siglo XVIII. De este acontecimiento se llega a nuestros dias: la gente del lugar habla el tabarquino (una variente del genovés particularemente bonita y musical, es precioso escucharlos!), y la gastronomia es similar a la Ligure (región de Génova), pero mezclada con componentes y recetas del norte de Africa, por ejemplo el cascás, una variante del tipo cuscus africano, o platos de tradicion genovesa basados en el atun. Incluso el carácter de la gente y el ambiente es diferente a la del resto de Cerdeña. Definitivamente, se respira un aire particular en esta isla. A parte de todo esto, el viajero se da cuenta enseguida que aqui el ritmo de vida es todavia más lento respecto al de Cerdeña. Pocos coches, poco stress, la gente que sale con sus sillas a las calles, las puertas de las casas abiertas… Se respira un ambiente del cual te embriagas enseguida, casi sin darte cuenta. Desde Sardegna.com y yo, particularmente, como conocedor de estas islas, os invitamos a descubrir estas dos maravillosas islas, tan desconocidas al mismo tiempo para la mayoria de los turistas.

Comments