Visita al museo de las brujas en Cerdeña

Cerdeña ofrece muchas posibilidades con el mundo del misterio. Un mundo habitado por brujas y tradiciones populares que forman parte del patrimonio cultural de toda la isla.

En el pueblo de Aritzo, en el centro de Barbagia, famoso por su producción de castañas y cerezas, se halla un museo dedicado a los instrumentos de tortura y a la brujeria. El museo se encuentra en el centro de la localidad, en un estrecha escalinata: un edificio del 700 usado hasta los años 50 como cárcel.

El edificio se caracteriza por su subterráneo de origen español, llamado Sa Bòvida. El recorrido se divide en diversos ambientes de la vieja cárcel e incluye una muestra permanente con el nombre de “Bruxas”, dedicada a la magia y a la brujeria de los siglos XV y XVII: objetos rituales de tipo religioso y magico introducen al visitante en un mundo de creencias populares y de malediciones. Una parte de la muestra se dedica al periodo de la Inquisición, con una muestra de instrumentos de tortura utilizados hacia todos aquellos acusados de maleficios y brujeria.

El Museo de Aritzo no es el unico de este tipo. En la provincia de Oristano, la pequeña localidad de Bidonì, situado en el lago Omodeo, alberga el Museo“S’Omo ‘e sa Majarza” (“La casa de la Bruja“). El museo hace un recorrido en las magias Blanca y Negra, en als leyendas y ritos misteriosos. En el interior del museo el visitante puede realizar un viaje temporal para observar el “Malleus Malleficarum”“El martillo de las brujas”, un libro publicado en 1486 convertido en una guia de la brujeria. En el museo podemos encontrar también “su carru de sos mortos” que en las antiguas creencias avanzaba solo chirriando, para transportar las almas de los difuntos. Dado que el carro podia ser visto solo por quien tenia que morir ese mismo año, solo el hecho de pronunciar el nombre daba miedo.

También en Castelsardo  existe un museo relacionado con el arte de la magia en la isla. “Il Palazzo Episcopale” propone muestras permanentes dedicadas a la brujeria, donde incluye una serie de instrumentos de tortura utilizados por los inquisitores para obtener las confesiones de quienesfueran sospechosos de magia y brujeria.  

Comments